Personas con discapacidad se concentraron el pasado 28 de noviembre, para pedir edificios accesibles, ya que menos de un 1% lo son plenamente y 6 de cada 10 no permiten el acceso de la calle al portal.

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) ha realizado concentraciones en 37 ciudades de 15 comunidades autónomas para reivindicar que se garantice la accesibilidad de todos los edificios de viviendas. En Madrid, la concentración se ha celebrado en una cárcel simulada, situada frente al Congreso de los Diputados para reclamar que se modifique la Ley de Propiedad Horizontal.

«Mi casa no es mi cárcel, vida independiente» ha sido la proclama elegida y escuchada en esta manifestación, haciendo uso del lema con el que COCEMFE y sus entidades han dado a conocer la campaña #Arrestópolis, en referencia a aquellos edificios donde la falta de accesibilidad obliga a las personas con discapacidad a permanecer encerradas en su propia casa en contra de su voluntad. La campaña ha sido presentada por el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, y la directora gerente de COCEMFE, Elena Antelo.